martes, 6 de octubre de 2015

CUPCAKES DE CHOCOLATE Y CREMA DE CACAHUETE



Ingredientes (para 6 cupcakes)
Para el bizcocho
- 500g de harina
125ml de aceite de girasol o de oliva suave
- 200ml de leche vegetal
- 1 sobre y 1/2  de levadura (32g)
100g de azúcar moreno
Chocolate en polvo al gusto

Para la "buttercream"
- 300g de margarina sin sal (a temperatura ambiente)
- 200g de azúcar glass
- 1 cucharadita de leche vegetal- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 100g de mantequilla de cacahuete

Preparación

Para el bizcocho
1. Precalentar el horno a 180º

2. En un bol, mezclar primero el azúcar y el aceite. A continuación, tamizar la harina con la levadura y añadir la mitad de esta (250g) a la mezcla. Agregar la leche, remover bien. Añadir el resto de la harina y el chocolate en polvo. Batir bien hasta obtener una masa cremosa y homogénea.

3. Enharinar/engrasar los moldes de cupcakes. Llenarnos con la masa hasta un poquito más de la mitad, aproximadamente (unos 2/3), ya que sino se desbordarán. Dejar reposar 5min.

4. Una vez esté caliente el horno, colocaremos una fuente con agua en el suelo de este. Esto generará vapor y nos ayudará a tener pastelitos más esponjosos.
A continuación, colocar la bandeja de los cupcakes en el horno, a altura media, durante 15min.
Es muy importante no abrir la puerta del horno durante estos primeros 15 min, ya que sinó los cupcakes no se elevarán. 

5. Retirar los pastelitos del horno y dejar que se enfríen. 

Para la "buttercream"
6. En un bol, colocar la margarina y la mitad del azúcar glass. Batir intensamente. Agregar las cucharaditas de leche y esencia de vainilla. Seguir batiendo. Añadir la crema de cacahuete y, finalmente, el resto del azúcar glass, sin dejar de remover en ningún momento. Se puede añadir un par de cucharadas más de leche si la mezcla es muy densa. Dejar reposar fuera de la nevera.

7. Una vez estén fríos los cupcakes, decorar a gusto con ayuda de una manga pastelera.

Recomendaciones
Preparar tanto los cupcakes como la buttercream 1 día antes de ser consumidos, así los sabores se asientan y la experiencia es aun más deliciosa (:


...y a disfrutar!

LASAGNA DE "BOLOGNESA"



Ingredientes (para 2 personas)
Para la salsa
- 250g de soja texturizada
1/2 cebolla
2 zanahorias
- 1 diente de ajo
- 500g de tomate triturado
Especias al gusto
- Vino tinto para cocinar
- Aceite de oliva suave

Para la masa
- 350g de harina
- 1 vaso de agua (250ml)

+ Queso para gratinar (vegano o no, vosotrxs elegís)


Preparación
1. Primeramente prepararemos la masa/tapas de la lasagna, que serán unos sencillos crepes. Para hacerlos, colocaremos la harina y el agua, junto con una pizca de sal, en un bote, preferiblemente cilíndrico, y lo batiremos bien con la turmix. Hemos de obtener una masa homogénea y cremosa.

2. A continuación, colocaremos una sartén pequeña a fuego medio-alto, con el justo aceite como para humedecer la superficie de esta. Cuando veamos que está bien caliente, con la ayuda de un cucharón (lleno hasta la mitad, suele ser la medida perfecta) vamos poniendo la masa y haciendo los crepes, prestando especial atención, ya que se hacen muy rápido. Vuelta y vuelta, y siguiente. Nos saldrán unas 8/10 tapas/crepes.

3. Una vez tenemos hechos los crepes, los dejaremos reposar en un plato y pasaremos a hacer la bolognesa. Antes de empezar a prepararla, calentaremos el horno a 180º.

4. Pelar y cortar la zanahoria, la cebolla y el ajo en brunoise (trozos muy pequeños)

5. En una olla mediana, sofreír las verduras, a fuego medio. Añadir la soja texturizada y remover durante unos minutos, para evitar que se pegue.

6. Echar un chorrito de vino tinto para cocinar, sin dejar de remover. Poner el fuego lento y tapar la olla. Dejar así unos 5min.

7. A continuación, añadir el tomate triturado, junto con los condimentos deseados. Preferiblemente orégano, hierbas provenzales, pimienta, sal y pimentón dulce. Remover bien y volver a tapar. Dejar que se cueza a fuego lento durante 30min.  

8. Ahora que ya lo tenemos todo, sólo nos queda montar el plato!
En una bandeja para horno, vamos poniendo primero un crepe, capa de bolognesa, crepe, bolognesa, y así. Finalmente coronaremos nuestra lasagna con queso, y la meteremos al horno hasta que se haya dorado.

 ...y a disfrutar!

martes, 7 de octubre de 2014

VEGGIE BURGERS DE LENTEJAS Y CHAMPIÑONES


¡Buenos días, queridos lectores!
Siento mucho el retraso, prometo ponerme las pilas con el blog (:
Desde que empecé a informarme y conocer la cocina vegana y su filosofía, mi predilección han sido las veggie burgers; de lentejas, de seitán, garbanzos, setas, berenjenas... esto se lo debo a mis queridos amigos del Gopal, quienes, en mi opinión, preparan las hamburguesas veganas más buenas de todo Barcelona. Tras probar sus obras de arte culinarias, nació mi obsesión por crear la veggie burger perfecta: una hamburguesa vegetal, con todos los nutrientes, mucho sabor y, sobre todo, y esto es lo más difícil, compacta... aiiih, si habré puteado y reputeado, cada vez que se me desarmaban! 
En mi búsqueda de la burger perfecta, la cual aun no ha terminado, di con la siguiente receta, ideal porque al final las hamburguesas quedan duritas, firmes, preciosas y muy fáciles de manipular. Sólo hace falta paciencia, y cariño, como siempre. 

Ingredientes (para 2 personas)
- 1 vaso de lentejas (200g)
- 5 champiñones
1/2 Cebolla
- 1 diente de ajo
- Pan duro (un puñado será suficiente)
1/2 patata o 1 patata pequeña
- 1/2 vaso de agua
Especias al gusto
- Aceite de oliva suave

Preparación
1. Primeramente colocaremos las lentejas en una olla y las cubriremos, siempre, con el doble de agua que de legumbres. Colocarlas al fuego, a temperatura media, luego tapar el recipiente e ir controlando la cocción. Procurar no remover en exceso. Lo bueno que tienen las lentejas es que no hace falta ponerlas en remojo la noche anterior.

2. Un vez cocidas y escurridas, dejaremos enfriar las lentejas en un bol grande, recipiente en el cual haremos la masa de las hamburguesas.  

3. Picar la cebolla, los champiñones y el pan duro en brunoise (pequeños dados) y agregarlos al bol. 

4. Pelar la patata y el ajo y cortarlos en tiras. A continuación, en un recipiente a parte, los trituraremos con la turmix, e iremos agregando, poco a poco, el medio vaso de agua, consiguiendo así un zumo.

5. Añadir el zumo de patata al bol con los ingredientes.
En este punto podéis agregar especias, pimienta, sal y demás condimentos a vuestro gusto para darle un toque especial a las burgers. Yo suelo ponerles tomillo, perejil, romero, cilantro y cúrcuma.

6. Mezclar/amasar todo el contenido del bol hasta obtener una masa homogénea. Este punto es mucho mejor hacerlo con las manos.

7. Cuando ya tengamos la masa hecha, sólo nos quedará darle forma a nuestras burgers, haciéndolas más grandes o peques según lo que prefieran, con un molde o bien con las manos. No sufran mucho si no les quedan bien redonditas, ya que en la sartén podréis acabar de perfeccionar la forma mientras se cocinan.

8. Cocinar las hamburguesas en una sartén, a fuego medio, con aceite de oliva suave. Colocarlas cuando el aceite esté bien caliente, y tapar. Dejar unos 6 min de cada lado, hasta que se cocinen bien de un costado y tengan una buena base para darle la vuelta. Este punto es muy importante, ya que de lo contrario se romperán y no os hará mucha gracia. Paciencia. Si tenéis dificultades para darle la vuelta, utilicen un plato como cuando giran una tortilla.
Una vez estén doraditas, emplatar y servir.

Recomendaciones
Al enfriarse, las hamburguesas quedan compactas y "duras", al igual que las burgers de carne. Les aconsejo cocinarlas previamente, para obtener esta consistencia, y volver a calentarlas a hora de comer. 

...y a disfrutar!

miércoles, 1 de octubre de 2014

MILANESAS DE TOFU

¡Buenas noches, queridos lectores!
Hoy les traigo una receta sana, fácil y deliciosa: milanesas... de tofu! Así como lo leen. Cuando decidí hacerme vegan pensé que se habían acabado las milangas, mi plato favorito por excelencia, pero estaba equivocada, ¡y cuán equivocada!
Hay un mundo de sabores, de placeres, desconocidos, escondidos, en las cosas más simples y cercanas. Para conocerlos sólo tenemos que tener la valentía de probar algo diferente. ¿Os atrevéis?


Ingredientes (para 2 personas)
- 400g de tofu duro
- 1/2 Cebolla
- Pan rallado (con ajo y perejil)
- Salsa de soja
- Mostaza dulce
- Pimienta
- Aceite de oliva suave

Preparación
1. Primeramente cortaremos el tofu en forma de filetes, y la cebolla en juliana.

2. Marinaremos el tofu, colocándolo en remojo en una salsa para darle sabor y aroma. En este caso, he utilizado salsa de soja y mostaza dulce, pero podéis improvisar con lo que encontréis por casa, según vuestros gustos. Lo divertido es ir probando diferentes combinaciones.
Para la salsa, mezclaremos la mostaza, la salsa de soja y la cebolla. Agregaremos también pimienta y, si os gustan las especies, agregadlas en este punto.

3. Colocaremos los filetes en una bandeja o plato hondo y a continuación echaremos la salsa sobre estos. La cantidad ha de ser la justa para cubrirlos, ni más ni menos.
Una vez hecho esto, taparemos el recipiente con papel film transparente y lo dejaremos reposar durante 2 horas.

4. Transcurrido el tiempo, procederemos a empanar el tofu. Esto nos resultará muy fácil gracias a la humedad que ha adquirido durante el reposo.

5. Freir las milanesas en aceite de oliva suave, muy caliente, durante 2 minutos. Lo suficiente para que se tueste el empanado.

6. Emplatar. Os sugiero presentarlo con un poquito de perejil por encima, y acompañado de la cebolla utilizada para marinar.


...y a disfrutar!

miércoles, 17 de septiembre de 2014

BIENVENIDOS!

Cupcakes de chocolate negro con merengue francés y virutitas

Como muchos sabrán, soy cocinera. Más de corazón que de profesión. Y es que podría decirse que me crié entre fogones, literalmente. Mi tía tenía un negocio de comida a domicilio en su propia casa, donde la versión más inocente de vuestra querida narradora pasaba la mayor parte del tiempo, metiendo mano donde no debía, robando empanadas cuando nadie miraba.
Cada tarde, después de acabar el servicio, la tía me preguntaba qué íbamos a hacer para cenar y, una vez decido, nos poníamos en marcha. Tenía un banquito de madera, de un metro de alto, medio gastado, en forma de escalera; de hecho, era una pequeña escalerilla, pero que usábamos para sentarnos y, sobre todo, para que yo llegase al fregadero, o a la mesa. Entonces me ponía el delantal, que me quedaba como un vestido de novia, y me subía al banquito, firme, a pelar verduras o hacer milanesas. Recuerdo todas las sopas, ensaladas, guisos y pastas que preparábamos y, sobre todo, la veces que no cocinábamos porque preferíamos pedir un helado grande para las dos. De moca y crema del cielo, por favor! 
Sí, sin duda mi pasión por la cocina nació ahí, con la mejor maestra. Es algo que me ha acompañado toda mi vida, ese entusiasmo por cocer, crear, hornear, saborear, guisar, experimentar... la simple curiosidad, el placer de hacer algo que te gusta, a tu manera. 

Más adelante, estudiaría cocina y gastronomía, en las dos escuelas con más renombre de Barcelona, cosa que me sirvió para darme cuenta de que no era lo mío... por lo menos a nivel profesional. Mis profesores no me consideraron lo suficientemente buena, pero eso no me detuvo, nada lo ha hecho. Y lo cierto es que la mayoría de cosas que he aprendido, y que podrán ver en este blog, no me las ha enseñado la escuela, sino mi propia curiosidad e ingenio. Porque si algo te gusta de verdad, te dejas el alma en ello, y te importa una mierda que te digan que no vales, tú sigues adelante, hasta demostrar lo contrario.

Con pasión, como todo lo que hago, así nace La Cuisine en Rouge, la cocina roja, de la roja, de Rouge...  una colección de mis platos y postres favoritos, para compartir con ustedes. Un espacio donde encontrarán las recetas por las que tanto me habéis preguntado, mi manera de interpretarlas, de cambiarlas, de hacerlas mías. 
Y, por supuesto, desde aquí mi invitación a que las hagáis vuestras también, porque la cocina es un arte, y cada uno tiene su forma de entender, de disfrutarla.


Gracias por leerme. Besos,
Rouge.

Archivo del blog